Haz tu propia putxera

Descubre la villa de Balmaseda mientras preparas una putxera de alubias a base de costilla, tocino, chorizo y morcilla según la tradición de los trabajadores del ferrocarril.

Reúne a la ‘cuadrilla‘ y daos un homenaje con uno de los platos más contundentes de la gastronomía encartada: la putxera ferroviaria, todo un microcosmos de los mejores sabores de la tierra. La idearon los operarios del tren de La Robla, que recorría el fatigoso trayecto entre las minas de carbón leonesas y Bilbao. Aprovechando el calor de la locomotora, los fogoneros preparaban este sabroso cocido tan conveniente para entrar en calor y recobrar fuerzas en pleno invierno.

En él se da cita lo más selecto de la huerta y la ganadería encartadas. Las alubias, los pimientos, la costilla, el tocino, el chorizo y las morcillas se cocinan al fuego del carbón en un artilugio que reproduce la técnica de cocción original. Ahora bien, tendréis que ser previsores o pacientes, puesto que el proceso de elaboración se prolonga durante horas, aunque se compensa con creces una vez en la mesa.

Para amenizar la espera recorreremos las callejuelas medievales de Balmaseda y visitaremos su Museo de Historia y el de la Pasión Vivivente. También tendréis ocasión de sumaros a uno de nuestros rituales más conocidos: el poteo*. La putxera de alubias ha logrado la distinción del selecto club gastronómico Slow Food, que reinvindica el buen gusto y la diversidad culinaria.

Reserva tu visita

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en esta web. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.   ACEPTAR

Aviso de cookies